Establecerse en la República Dominicana

La República Dominicana se está convirtiendo, por su clima privilegiado y los buenos precios de las propiedades inmobiliarias, en un lugar preferente para mudarse a vivir, sobre todo para muchos jubilados europeos y norteamericanos, quienes pueden sacar allí mucho más partido de su pensión.

No obstante, establecerse en la República Dominicana no es lo mismo que pasar una semana disfrutando de la playa en un hotel "todo incluido" de Punta Cana o Puerto Plata. Se trata de una decisión mucho más seria, y no debemos olvidar que los servicios que el país es capaz de ofrecer no están a la altura de los que se pueden disfrutar en un país industrializado.

Pero si este pequeño paraíso caribeño es el país de sus sueños, adelante: las formalidades de entrada no son complicadas para los futuros residentes en el país.




No se requiere visado de entrada para los nacionales de los países desarrollados, y uno puede legalmente solicitar trabajo habiendo entrado como turista en la República Dominicana. No obstante, el desempleo es alto, por lo que no cabe esperar que nos lluevan las ofertas.

Lo que sí se requiere es la tarjeta de residente, cuya tramitación tarda unos meses y se debe solicitar cuanto antes. Nos la entregarán junto con un documento llamado la cédula de identidad, que debe ser renovado anualmente. La tarjeta de residente que se obtiene en un principio es de tipo provisional, por lo que al cabo de un año debe repetirse el proceso para solicitar la tarjeta de residencia definitiva.

Ver la versión en inglés de este post aquí: Living in Dominican Republic

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Dudas? ¿Preguntas? ¿Curiosidades? Intentaremos resolvértelas lo más rápido posible. Gracias por tus comentarios sean como sean, nos esforzaremos en mejorar.